EL CAMINO A SEGUIR

Mausoleo de Najmuddin Kubra

Dios no sume a nadie en las tinieblas, pues cada persona tiene un Alma que procede de Él y una inteligencia que Le pertenece. También le ha concedido una comprensión, distintas visiones de su entorno y diferentes órganos internos. No obstante las personas permanecen en la ceguera, salvo aquellos a los que ha retirado los velos, que no son algo externo, pues están en si mismos y en la oscuridad de sus propios cuerpos. El Camino precisa austeridad; la austeridad se precisa para entablar una lucha, en la que se rechaza a los enemigos hasta hacerlos sucumbir.

Los enemigos son tres: El Cuerpo, el Alma y el Demonio. El esfuerzo que debe realizarse depende, especialmente, del camino que se sigue.

Los Caminos son tres:

El primero requiere disminuir el alimento de una manera progresiva, el Cuerpo, el Alma y el Demonio encuentran apoyo en la comida. Cuando contenemos nuestros apetitos, su influencia se reduce.

El segundo precisa; fundir la voluntad en la de un auténtico Guía realizado, admitiendo, sin ningún tipo de duda, que este va a encaminar al discípulo en lo correcto.

El tercero se basa en ocho principios, que son: mantener la purificación, ayunar, permanecer en silencio, recogerse en retiro, perseverar en el Dhikr, cultivar el vínculo interior con el maestro, rechazar los pensamientos indebidos, el abandono a la voluntad de Allâh (s.w.t.a.) y abstenerse de anhelar las recompensas.

NAJMUDIN KUBRA NAQSHBAND (1145-1221)

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.